El peor libro del mundo – Cuentos de cuarentena – 16 de abril 2020

Niños y niñas, este es el peor libro del mundo. Es como cuando les toca una junta familiar y deben acordarse de los nombres de todas las tías y tíos, primos cercanos y lejanos, y no le achuntan a ninguno.

Es como ocurre a comienzo de año, cuando deben aprenderse los nombres de todos los profesores nuevos (y al de gimnasia nunca lo cambian, maldición).

Es como ver “El señor de los anillos” y no entender quién es hijo de quién.

Lo siento, pero es así. Y este libro es peor aún.

Así empieza:
Había un rey llamado Evaristo y una reina llamada Ifigenia. Ambos tenían cinco príncipes bautizados como Lucanor, Primitivo, Walterio, Justiniano y Pedro. Y también cinco princesas, conocidas como Lídice, Porfidia, Clementina, Contubernia y María.

Y si ya es difícil acordarse de todos estos nombres, el reino en que vivían se llamaba Burgolaluz y la isla en que estaba ubicado era conocida como Traslamano, ubicada en medio del mar de Olasturbias.

¿Cierto que ya es un libro complicado y lleno de nombres extraños?
Pero da lo mismo, porque a Burgolaluz llegó el dragón Luminor y lo destruyó todo. Sólo quedaron cenizas y humo.

Pero el problema es que el dragón Luminor tenía siete hermanos: Belzagor, Brisindir, Olfatur, Chanchuver, Solmigor, Tufotur y Pepe, el menor de todos.

Ustedes se preguntarán: ¿Ahora tengo que aprenderme todos esos nombres para seguir leyendo este libro?

Pero qué libro más malo, o malvado, se dirán. ¿Cómo me va a ir en la prueba? (tremendo torpedo que voy a tener que hacer, además)

Pero no. No tienen que volver a leerlos, nunca más, porque a la guarida de los dragones llegó el mago Gordirún y los eliminó a todos con sus hechizos.

Uf, dirán algunos de ustedes, ya me los estaba aprendiendo, pero lo siento.

Porque el mago Gordirún no estaba solo, ya que lo acompañaban otros hechiceros como él.

Y allí estaban Bolurén, Estragor, Solviren, Turitú, Auriler y Lucho.

Qué lata. Más nombres extraños (menos Lucho, ¿no?).

Pero no es necesario que los memoricen, porque al llegar la gran bruja Limirín, todos esos magos pasaron a la historia.

Fueron exterminados, pero no sólo por ella, porque venía con sus amigas Loriló, Larmitén, Lulivela, Licantún, Lirioluz, Lalilá y Luisita.

Ellas se reían felices, por haber eliminado a todos sus enemigos.

Y ustedes deben estar más apestados aún, por tener que leer el peor libro del mundo.

Por que ¿quién se puede llamar Limirín? ¿o Lulivela?

Pero en fin. Las brujas estaban muy, pero muy felices, por lo que no se dieron cuenta del ataque de los demonios.

Fue entonces que Belzugar, Plastagor, Chuflitor, Eskimor, Fuistibar, Esdrupán y Pancho las encontraron indefensas y acabaron con todas ellas.

Tras esta situación, estos diablos horribles prendieron una fogata para celebrar, y estaban bailando y cantando alrededor de ella cuando terminó este libro.

Porque María, Mateo, Esteban, Marcela, Ismael, Catalina y Juan Andrés entraron al libro, cayeron sobre ellos, apagaron el fuego y los echaron a patadas de esta historia.

Porque ya estaban hartos de leer este libro, el peor libro del mundo ¿o no?

Aunque todavía no les he contado de mi familia.

¿Cómo? ¿Qué no quieren que les cuente?

Está bien.

Aunque tengo unos primos muy simpáticos.

Tuve un tío llamado Primitivo. En serio.

¿Qué no?

En fin.

Este es el fin.

FIN