La huelga de los peluches – Cuentos de cuarentena – 24 de abril 2020

Aburridos de la baba de las guaguas, del pelo de las mascotas y de los mocos de sus pequeños dueños cuando estaban resfriados, todos los peluches del mundo decidieron hacer una huelga de brazos caídos.

Por eso no se mueven. Doh. ¿No habían cachado?

Con razón están chatos de todos ustedes, niños.

Es que les falta sensibilidad peluchística.

Eso.

FIN